HALLOWEEN

octubre 25, 2012

BROWNIES

    
     Queramos o no, la cocina americana-estadounidense al igual que su cultura se ha ido introduciendo en nuestras casas desde hace mucho tiempo. Pocas personas son las que no celebran Papá Noel y la fiesta de Halloween va cobrando adeptos, sobre todo entre los más pequeños.
     Como ya os dije, me considero ciudadana del mundo y me encanta incorporar a mi cocina y cultura otras que la enriquezcan más, aunque he de decir que sin perder nuestras tradiciones.
     Whole Kitchen(wholekitchen)en su Propuesta Dulce para el mes de octubre nos invita a preparar un clásico estadounidense: Brownies.
     Según nos cuenta CWK, el brownie, que si lo tradujeramos literalmente tendríamos que llamar marroncito, parece que surgió de un error de un cocinero, que al realizar su pastel de chocolate, olvidó añadir la levadura. Así, obtuvo un pastel muy bajito, crujiente por fuera y cremoso por dentro, dando lugar al famosísimo brownie de hoy en día, aunque parece ser que no usó chocolate sino melaza, el chocolate fue añadido posteriormente hasta conseguir ser el protagonista de este pastel.
     La primera vez que se habló de brownie fue en Estados Unidos en el año 1897, poco a poco se expandió por el mundo hasta conseguir que hoy en día no falte en la carta de cualquier restaurante.
     Habitualmente se suele servir con helado y a la receta podemos incorporarle nueces, aunque se pueden presentar muchas versiones todas ellas con excelente resultado.
     Esta receta que yo he elegido la encontré mirando la página web de  Martha Stewart. Allí siempre se encuentran cosas interesantes y vi esta receta que he adaptado para poder presentarla en CWK. La receta original llevaba un poco de levadura que no he puesto y que he sustituido por dos yemas de huevo. Así el brownie queda más cremoso.

     Me pareció una receta muy interesante porque combina el brownie, típico dulce estadounidense con la calabaza, de temporada y típica de Halloween. ¿Hay algo más USA? Además, la celebración de esta fiesta está próxima y quería atreverme con algo que tuviera que ver con ella, pero que a la vez fuera diferente. El toque de especias: canela, pimienta cayena y nuez moscada le dan un gusto muy especial y desprende un olor fuera de lo común.





     PUMPKIN SWIRL BROWNIES

Ingredientes:

125 gr. mantequilla sin sal
175 gr. chocolate Nestlé postres o similar
250 gr. harina de repostería
1/4 cdta. pimienta cayena molida
1/2 cdta. sal
350gr. azúcar
4 huevos grandes
2 yemas de huevo grandes
1 cda. extracto de vainilla
700 gr. calabaza cruda con cáscara
60 ml. aceite de girasol
1 cdta. canela molida
1/4 cdta. nuez moscada
60 gr. avellanas u otro fruto seco

Preparación:

  • Poner el horno a 180º. Cortar la calabaza en varios trozos y ponerla en una bandeja. Meter en el horno para asar durante unos 45 minutos. El tiempo dependerá de cómo esté cortada la calabaza y del propio horno.
  • Una vez asada la calabaza, sacar del horno y dejar enfriar.
  • Mantener el horno caliente a 180º mientras hacemos la masa para el brownie.
  • Untar con mantequilla un molde cuadrado de 20-22cm. Podemos forrar el fondo con papel de horno o simplemente espolvorearlo bien con harina.
  • Mezclar el chocolate con la mantequilla al baño maría, removiéndolos de vez en cuando hasta que quede suave.
  • Mezclar en un bol la harina, la pimienta cayena y la sal. Reservar.
  • En otro bol, mezclar el azúcar, los huevos, las yemas y la vainilla. Batir hasta que blanqueen y estén bien mezclados. (Puede hacerse a mano o con una batidora de varillas).
  • Echar la mezcla de harina poco a poco en la del azúcar, intentando mantener la masa con volumen y esponjosa.
  • Dividir la mezcla en dos boles. En uno de ellos echar el chocolate con la mantequilla y mezclar. En el otro, echar la calabaza que previamente habremos hecho puré, el aceite, la canela y la nuez moscada y mezclar también.
  • Echar la mitad de la mezcla de chocolate en el molde preparado para hornear y extender con una espátula. Echar la mitad de la mezcla de calabaza encima de la de chocolate y extender. Repetir la operación para tener una capa más de chocolate y otra de calabaza. Hacerlo rápido para que no se mezclen.
  • Con una espátula pequeña o un cuchillo de mesa hacer espirales entre las dos masas para crear un efecto marmóreo. Espolvorear con las avellanas previamente picadas a groso modo.
  • Poner en el horno, en el centro, unos 40-45 minutos. Dejar enfriar en una rejilla. Cortar en 16 cuadrados.

 

      Bueno, aquí os dejo unas fotos de mi receta con adornos de Halloween que mi hijo está deseando comerse. Espero que os guste.



   
  

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas