GALLETAS FRITAS

febrero 13, 2013

FRIED COOKIES FROM A SWEET CHILDHOOD

     Si los versos de Antonio Machado son "Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero...", los míos son recuerdos de unas galletas fritas con flan, azúcar y canela que hacían que se me hiciera la boca agua. Esta receta y la de la tarta de galletas, que ya tengo medio preparada para ponerla y que era la que hacía mi madre para los cumpleaños, son los recuerdos más dulces de mi  infancia.
     Recordando aquellos tiempos me pregunté si esta receta era muy popular, no sólo aquí en España sino también en otros países. Bueno, espero vuestras respuestas mientras que pongo una receta para superprincipiantes pero que está tan buena que son ideales para picnics, por ejemplo, o para celebrar algo con amigos o compañeros de trabajo. Hace unos años la llevé a mi oficina y quedaron encantados.
     Y es que, algunas veces los dulces más simples son tan buenos como cualquiera.
GALLETAS FRITAS
Ingredientes:
1 1/2 paquete de galletas María (no hojaldradas)
1 sobre de flan (yo usé Potax)
330 ml. de leche (para el flan)
4 cdas. de azúcar (para el flan)
Aceite oliva y 1 huevo (para freír)
Azúcar y canela (para decorar)
Preparación:
  • Antes que nada hay que hacer el flan. Para ello, ponemos en un cazo la leche menos 50 ml. que dejaremos aparte para disolver el contenido del sobre de flan. Añadimos el azúcar también al cazo y llevamos a ebullición. Cuando hierva, echamos la mezcla de la leche y el flan en el cazo y removemos hasta que esté todo diluido. Cuando empiece a espesar y haya cogido cuerpo retirar del fuego y seguir removiendo unos cuantos minutos más hasta que veáis que está bien hecho. Dejar enfriar unas dos horas.
  • Preparar una sartén con abundante aceite. En un bol aparte, batir el huevo bien. Coger una galleta y untarla con el flan (ser generosos). Poner otra galleta encima, a modo de sandwich, y pasarla por el huevo. A continuación, freírla en el aceite y cuando esté doradita sacarla y ponerla sobre un papel absorvente. (Podéis ir haciéndolo en cadena para que resulte más rápido.)
  • Cuando haya escurrido un poco el aceite, poner en un plato donde habremos mezclado azúcar y canela, en la proporción que más os guste. (No dejéis que se enfríen demasiado o el azúcar no se pegará bien a la galleta).


     ¿No tienen una pinta deliciosa...?

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas