TORRIJAS A MI ESTILO

marzo 29, 2013

TORRIJAS AL PEDRO XIMÉNEZ CON MIEL DE AZAHAR


     ¡Hola a todos! ¿Creíais que me había ido de vacaciones? Pues no. Lo que ha ocurrido es que como los niños no tienen colegio, me ha sido imposible tener un momento de serenidad para ponerme a escribir hasta ahora.
     Aunque no lo creáis, llevo una semana con esta entrada en borrador esperando el momento, porque no quería que se pasará la Semana Santa sin que probárais mis torrijas. Bueno, supongo que ya casi todo el mundo las habrá hecho. En cada casa se hacen de una manera diferente, con ingredientes más o menos sofisticados y, cada vez más, se hacen inventos que ya poco tienen que ver con las torrijas de siempre. Por supuesto, a mí también me gusta innovar y probar cosas nuevas, pero de vez en cuando, volver a los sabores originales te crea una añoranza que no sé como explicarla, vamos, que viene bien. Por ejemplo, el otro día en la televisión, vi unas torrijas que parecían un pincho de tortilla, porque llevaban una tortilla que era dulce, con crema y bizcocho, otra llevaba como una yema de huevo, que habían hecho con una especie de flan y alrededor algo como una buttercream de queso para que pareciera la clara frita. La verdad es que son muy originales y podéis intentar hacerlas en casa porque no eran nada difíciles, pero prefiero daros mi receta de siempre.
     Las medidas que os voy a dar son aproximadas porque, la verdad es que estas torrijas chupan mucho y del vino tuve que poner otro poco para hacerlas todas, por ejemplo.



TORRIJAS AL PEDRO XIMENEZ CON MIEL DE AZAHAR

Ingredientes:

1 paquete de pan de torrijas (esta vez el mío traía pocas, sólo para 12-14)
500 gr. miel de azahar
200 ml. agua
1 vaso de vino  Pedro Ximénez (yo lo rebajé con un poco de agua porque no me gusta mucho el alcohol)
1 huevo
Aceite oliva virgen extra para freír


Preparación:

  • Preparamos en un plato hondo el vino con el poquito de agua para rebajarla y en otro plato hondo el huevo batido.
  • Ponemos en un cazo la mitad de la miel y la mitad del agua y dejamos que se caliente a fuego lento.
  • Calentamos el aceite en una sartén pequeña (a mí me gusta freír las torrijas de una en una cuando son pocas, creo que quedan mejor).
  • Cogemos una rebanada del pan de torrijas y la empapamos con el vino. Sólo vuelta y vuelta porque este pan absorbe mucho.
  • Pasamos ahora por el huevo, quitando con un tenedor el sobrante, para que no queden esos flecos tan feos al freír. Mi consejo a la hora de freír, es ir quitando la espuma que se va formando en el aceite, así nos durará más. Pero, cuando el aceite esté muy negro, cambiarlo para que las torrijas estén siempre bien ritas y con buen sabor.
  • Echamos la rebanada en el aceite caliente y doramos por ambos lados. Cuando esté lista, sacamos a un plato con papel absorbente.
  • Mientras vamos preparando la siguiente torrija, ponemos la que hemos sacado en el cazo con la miel y la empapamos bien. Después la dejamos enfriar en una bandeja honda.
  • Repetimos la operación hasta que se nos acabe todo el pan. A lo mejor os hace falta volver a preparar algún que otro ingrediente, por ejemplo, la mezcla de vino. Yo tuve que hacer más.
  • Con la otra mitad de la miel y la mitad restante de agua, preparamos otro almíbar como al principio pero hay que dejar que se caliente un poco más hasta que sea como un almíbar clarito pero no muy líquido.


     Bueno, espero que os gusten. Con la miel de azahar quedan muy suaves y con una delicadeza al paladar bastante exquisita, para mi gusto. A mi es la que más me gusta ya que la de mil flores me parece demasiado fuerte. Pero bueno, podéis utilizar la que más os guste a vosotros.


     ¡Feliz Semana Santa! Para quienes la hayan empezado hoy y ¡qué disfrutéis! los que ya estás inmersos en ella. Muchos besos y nos vemos la semana que viene por aquí..

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas