GALLETITAS DE MUÑECOS DE NIEVE CON NUEVA RECETA DE GALLETAS PARA DECORAR Y PEQUEÑO TUTORIAL DE CÓMO DECORARLAS CON GLASA

diciembre 04, 2013

SNOWMEN ICING COOKIES, NEW RECIPE AND SHORT TUTORIAL

     Hace unos días fue el cumple de mi hijo pequeño y, como me gusta tanto hacer galletas, aunque no me las piden muchas veces, pues decidí que para sus compis del cole les llevaría unas cuantas como detallito. La verdad es que al principio pensé en hacer las de siempre, que me iba muy bien con ellas pero he encontrado una que está muy bien también.


     Fui hace una semana a casa de mi amiga Pilar y, como sabe que me gusta tanto la repostería, cuando fue a Sevilla Dulce, la primera feria de repostería que se hacía aquí en Sevilla, me cogió una receta que dieron de Las yalletas de mi yaya. Así, con la receta nueva que me dio, la he adaptado un poco y he hecho una nueva receta que esta buenísima. Todos en el cole quedaron maravillados con ellas y es que están muy, muy buenas. Por eso, aquí os dejo la recetita para que la probéis y me contéis qué tal. Yo creo que son geniales y que, a partir de ahora, voy a compaginar esta receta con la otra, aunque le cambiaré los sabores. Digo esto porque éstas saben sutilmente a limón, pero igualmente pueden saber a naranja, por ejemplo.


GALLETITAS DE MUÑECOS DE NIEVE CON GLASA

Ingredientes:

250 gr. mantequilla a temperatura ambiente
185 gr. azúcar glas tamizado
1/2 cdta. extracto de vainilla
1/2 cdta. aroma de limón (en la receta original, le añaden ralladura de medio limón, pero es que no tenía)
1 huevo
1 yema
450 gr. harina normal

Preparación:

  • En un bol, batimos la mantequilla hasta que quede espumosa.
  • Añadimos el azúcar glas tamizado y mezclamos hasta que esté todo integrado.
  • A continuación, echamos los huevos, que habremos batido antes ligeramente. Batir bien hasta que se mezcle  todo.
  • Echamos el extracto de vainilla y el de limón ( o la ralladura) y lo mezclamos bien.
  • Ahora, vamos incorporando poco a poco la harina tamizada. Tened en cuenta que hasta ahora hemos estado utilizando las varillas montadoras, mientras que al echar la harina, debemos empezar a usar las varillas amasadoras.
  • Cuando esté todo bien integrado, hacemos una bola, la metemos en papel de plástico y la dejamos 15 minutos a temperatura ambiente. ( Ahora que hace frío, la dejamos fuera, si fuera verano, la meteríamos un poco en el frigorífico).
  • Encendemos el horno a 180ºC.
  • Cuando hayan pasado los 15 minutos, dividimos la bola en 4 partes y extendemos cada parte sobre un papel de hornear con un rodillo, grosor 4mm-6mm.
  • Metemos la masa extendida en el frigorífico durante unos 15 minutos. Deben estar todas las masas tapadas con el papel de hornear.
  • Sacamos una de las laminas y con el cortador de galletas elegido, formamos las galletas. Las vamos poniendo en una bandeja de hornear forrada con papel de horno y las metemos unos 12-15 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta. Estas galletas guardan muy bien su forma y no crecen apenas, pero hay que separarlas un poquito porque algo sí que crecen.
  • Una vez pasado el tiempo, que estén los bordes un poco dorados, las sacamos y las dejamos en la bandeja unos 10 minutos. Mejor que no las toquemos porque en este momento están muy blandas y se nos pueden romper.
  • Después, las pasamos a las rejillas de enfriamiento para que terminen allí de enfriarse.
  • Pasadas unas 3 horas, podemos decorarlas ya con fondant, y si es con glasa, esperamos un poco más.
  • Una vez decoradas, esperamos 24 horas antes de envolver en bolsitas, aunque yo he de confesaros que algunas veces sólo espero 12 horas.
     
     Ya sabéis que el truco para que las galletas no suban mucho es que la masa esté bastante fría. Además, así se consiguen unos filos perfectos al cortarlas. Los de estas galletas quedaron muy bien.


     Como veis hice para chicos y para chicas porque aunque son pequeños y les gustan todos los colores a mí me apeteció hacerlo así. Otro día a lo mejor los hago naranja y morado, no sé. Me dio por ahí.


      Las galletitas fueron todo un éxito y todos quedaron encantados, tanto los peques como sus señoritas. Estos son los regalitos que me gusta a mí hacer, no tantos juguetes ni chucherías. Éstos son bonitos y encima te los comes y si están tan buenas como éstas, te quedan siempre en el recuerdo. Aunque hay gente que prefiere guardarlas y enmarcarlas. yo creo que lo mejor es comérselas y disfrutar de ellas.


     Ahora, os pondré un pequeño paso a paso de cómo las decoré. No tiene mucho secreto pero, por si acaso hay alguien primerizo en esto de la decoración, no le vendrá mal.

DECORACIÓN CON GLASA

     Como ya he dicho antes, la galleta tiene que estar bien fría antes de empezar a decorarla.
     La receta de glasa que utilicé es la que uso siempre (pinchad aquí) y el punto, el de 20 segundos, es decir, ni muy líquida ni muy espesa porque no utilicé bordes. Preparamos nuestras mangas y nuestras boquillas del número 2 (para rellenar de blanco), del número 1 (para el gorro, la nariz y la bufanda) y del número 0 (para la decoración del gorro). 
  • Dividimos la glasa en dos, una parte será la blanca y otra para colorear. La mitad para colorear, la volvemos a dividir en dos, una para celeste y otra para rosa. Para la nariz naranja, cogemos un poco de la mitad blanca, porque no vamos a necesitar mucha.
  • Cogemos nuestra galleta y con la glasa blanca, rellenamos el cuerpo del muñeco y la mitad de la cabeza Dejamos secar unos 25-30 minutos. Veréis que la glasa pierde su brillo y se vuelve mate.

  • Una vez que está bastante seca, procedemos a hacer el gorro y a hacer la bufanda en el color elegido.


  • Con un palillo, podemos sacarle los flecos a la bufanda si queremos.

  • Podemos poner ahora el adorno de la bufanda o esperar a que se seque y luego pegarlo con un punto de glasa. Yo preferí añadir el punto para darle un poco de volumen.
  • Le ponemos también la borla del gorro cuando el gorro esté seco. Esperaremos unos 10 minutos.
  • Una vez el gorro seco, le hacemos los adornos con la boquilla 0.
  • Luego, hacemos la nariz, ayudándonos con un palillo para alargarla y hacerla más picuda.
  • Y, por último, con colorante negro alimentario y un pincel del cero, le hacemos los ojos, la boca y las piedrecitas que hacen de botones.
  • Ya sólo queda esperar y meterlas en sus bolsitas con sus lacitos.


     Hace unos días, mi amiga Rocío de Kids&chic, blog que os invito a ver porque es muy interesante, nos propuso hacer una especie de collage con entradas navideñas para que todo el mundo las viera y compartiera ideas. A mí me pareció una estupenda idea y por eso, con esta entrada participo en Dulce Navidad de Kids&chic. Espero que os haya gustado.

     Acabo de conocer un blog genial así que, con esta entrada participo en el Carrusel de Blogs número 9 de Las Cosas Ricas de Gaby.







Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas