CUPCAKES DE PESTIÑOS CON FROSTING DE PESTIÑOS

enero 14, 2014

PESTIÑOS CUPCAKES WITH PESTIÑOS FROSTING

     Como sabéis los que me seguís por Facebook, estas Navidades, como todas desde hace algunos años, nos hemos reunido casi toda mi familia en casa de mis padres para hacer pestiños. Mi abuela los hacía para estas fechas y nosotros seguimos haciéndolos para no romper la tradición. Ella era de Écija, y los pestiños de allí tienen una forma típica. El año pasado publiqué la receta y os dejo el enlace aquí para que los veáis.


     Este año nos hemos vuelto a juntar mi prima Anna y yo. La animé a que se hiciera un blog y aquí os dejo el enlace para que lo veáis porque tiene recetas muy interesantes y riquísimas: Media ración doble, por favor. Bueno, pues como a las dos nos gusta tanto la cocina decidimos inventarnos algo nuevo, así que nos enfrascamos en hacer unos cupcakes de pestiños. He de confesar que ya había buscado antes cupcakes de pestiños, pero, aparte de haber pocas, ninguna receta me convencía porque los ponían sólo para adorno y en sí, la receta no llevaba pestiños. Los nuestros, llevan pestiños por todas partes, pestiños en el bizcocho, pestiños en el frosting, pestiños de decoración y están deliciosos. Tienen un sabor muy suave, un delicado toque a naranja y la verdad es que quedaron estupendos. Hasta nuestra tía Luisa que es supersana y supernatural nos dijo que estaban riquísimos. Por eso, comparto con vosotros esta receta que es muy nuestra.


     Antes de empezar os voy a contar un poco la historia de los pestiños porque sabía que eran antiguos pero tanto, tanto... 
     Los pestiños son típicos de Andalucía para las Navidades o Semana Santa. Seguramente en otras partes de España también se hacen. Es una masa de harina, frita en aceite y rebozada en miel y forma parte de las llamadas frutas de sartén como los buñuelos, bartolillos, churros, filloas, etc. 
     Parece ser que el origen de los pestiños se remonta al siglo XVI, aunque seguramente sean mucho más antiguos, pero es en este siglo cuando se encuentran referencias de ellos en obras literarias como La lozana andaluza (1528) de Francisco Delicado, que forma parte de la tradición de La Celestina, y en la que son mencionados como parte del repertorio culinario de la protagonista. Y en 1791 también es mencionado en el sainete anónimo de Los locos de Mayor Marca
     En cuanto a su origen gastronómico, está emparentado con la Shebbakiyya marroquí, lo que sugiere un posible origen común, quizás andalusí. Pero, mientras que el pestiño suele prepararse en fechas navideñas o durante la Semana Santa, la Shebbakiyya se consume con frecuencia durante el mes del Ramadán por su valor energético, ideal para romper el ayuno. Ello sugiere nuevamente un origen común asociado a celebraciones religiosas, que a su vez podrían relacionarse con otras frutas de sartén que tiene su origen en la Pascua judía.


CUPCAKES DE PESTIÑOS CON FROSTING DE PESTIÑOS

Ingredientes:

Para los cupcakes:
120 gr. harina normal
140 gr. azúcar caster (azúcar extrafina)
1 1/2 cdta. levadura química 
Una pizca de sal
40 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
120 ml. leche entera
1 huevo
100 gr. de pestiños partidos en trocitos pequeños (receta aquí)

Para el frosting:

250 gr. icing sugar (azúcar glas) tamizada
80 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
25 ml. leche normal
80gr. de pestiños molidos
1 cdta. ralladura de naranja (lo blanco no que amarga)

Para decorar:

Pestiños pequeñitos
Un poco de ralladura de naranja


Preparación de los cupcakes:
  • Precalentar el horno a 170ºC, calor arriba y abajo, bandeja del medio.
  • Preparar las bandejas de cupcakes con 12 cápsulas de papel.
  • Ponemos la harina, el azúcar, la levadura, la sal y la mantequilla en el mezclador eléctrico manual y batimos a velocidad baja hasta que tenga consistencia de arena y esté todo bien combinado. Añadir poco a poco la mitad de la leche y batir hasta que la leche esté bien incorporada.
  • En un bol, batir el huevo  con el resto de la leche durante unos segundos y verter en la mezcla de harina. Continuar batiendo hasta que esté todo bien incorporado (rascar los ingredientes que se pegan en las paredes del bol con una espátula para que no se hagan grumos). Continuar batiendo por un par de minutos más hasta que la mezcla esté suave. No batir en exceso.
  • Añadir los trocitos de pestiños y remover con una cuchara de madera hasta que estén bien incorporados.
  • Con un cuchara, rellenar las cápsulas de cupcakes unos 2/3 y hornear durante unos 20-25 minutos o hasta que estén dorados y el bizcocho esté firme al tacto. Comprobar pinchando con un palillo que deberá salir limpio. Dejar unos 5 minutos que se atemperen en el molde y luego pasar a una rejilla para que se terminen de enfriar completamente.
  • Mientras se enfrían, preparamos el frosting.

Preparación del frosting:
  • Molemos los pestiños hasta que estén hechos polvo. Para ello, yo utilicé la Thermomix. Cerré el vaso y lo puse a velocidad 6 y fui echando los pestiños por el brocal y subiendo la velocidad progresivamente hasta 10 y luego bajándola y volviéndola a subir hasta que estén hechos polvo. Así quedan sueltecitos y no se apelmazan. Si lo hacéis con una batidora, hacedlo de uno en uno para que no se apelmacen. También podéis desmenuzarlos como las galletas, dentro de una bolsa y darle con el rodillo. Bueno, utilizad la mejor manera que se os ocurra para que queden hechos polvo pero no en mazacote.
  • Ponemos la mantequilla y el azúcar glas en un bol y con el mezclador eléctrico manual batimos a velocidad media hasta que esté bien incorporado.
  • Bajamos la velocidad y añadimos la leche poco a poco. Una vez que está bien incorporada, batimos a velocidad más alta, unos 4-5 minutos hasta obtener una crema suave y esponjosa.
  • Añadimos entonces la ralladura de naranja y los pestiños molidos, y removemos con la espátula con movimientos envolventes.
Decoración:
  • Una vez fríos los cupcakes, cogemos una manga pastelera con la boquilla 1M de Wilton, la rellenamos con el frosting y decoramos los cupcakes haciendo la típica pero no menos bonita rosa de Wilton. 
  • Ponemos uno de nuestros mini-pestiños encima del frosting, donde hemos terminado la rosa y podemos terminar de decorar con un poco de ralladura de naranja por encima.
     Por dentro quedan muy tiernos y jugosos, como se ve en la foto, y con los trocitos de pestiños la textura queda más crujiente.


      La verdad es que las fotos de estos cupcakes no son las mejores. Hice unas superbonitas pero se me estropeó el iPad y perdí todas mis fotos, con lo cual, las fotos están hechas con mi antigua cámara y no quedan igual. Pero, a falta de pan buenas son tortas. Espero que os animéis a hacerlos y si hacéis pestiños esta Semana Santa, coged algunos para hacer estos maravillosos cupcakes. Os alegraréis de probarlos.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas