Galletas sin lácteos decoradas con glasa para el verano

junio 12, 2015

DAIRY FREE COOKIES FOR ICING 
(English recipe at the end of the page)

     Es la segunda vez que hago estas galletas y son tan espectaculares que ya iba siendo hora de que os dejara la receta. 

      Cada vez son más los peques que por una u otra razón son intolerantes a la lactosa o a la proteína de la leche de vaca. Bueno, no sólo los peques, también mayores, pero cuando eres mayor, si no puedes comer algo pues te aguantas y listo. Cuando eres peque y ves a tus amigos comiendo de todo, pues es difícil aguantarse.




     María es una amiga de mi hijo mayor a la que han detectado una intolerancia a la lactosa a causa de tomar un medicamento que le recetaron. Seguramente sea una intolerancia temporal pero, ahí está. Ella es fan número uno de mis galletas y puede comer miles hasta reventar que no se harta nunca. Ahora estaba un poco triste porque ya no podía tomarlas. Pero, como no podíamos permitirlo, pues hemos hecho esta receta que está muy, muy buena. La saqué del blog de Julia de Postreadicción, le cambié algún ingrediente y ¡maravilla! Unas galletas deliciosas y sin lácteos.






     Estas galletas sin lácteos salen perfectas para decorar con glasa y quedan igual de doraditas y crujientes que las normales de mantequilla. Si tenéis en alguna fiesta o celebración alguien intolerante a la lactosa, no dudéis en hacer esta receta porque os saldrá muy bien. Es más, os digo que si las hacéis para todos les encantarán igualmente porque están superbuenas.




     Como se acerca el verano y estamos deseando que nos den las vacaciones para irnos a la playita, qué mejor que unas estupendas galletas con esa decoración. Así que, modo "playita" on que allí vamos.

GALLETAS SIN LÁCTEOS PARA DECORAR CON GLASA

Ingredientes:

Zumo de 2 mandarinas pequeñas (no de las mini)
100 gr. de azúcar glas
80 gr. de aceite de girasol
1 yema de huevo M
1 cucharadita colmada de levadura química (polvo de hornear)
350 gr. de harina normal

Preparación:
  • En un bol grande, añadimos todos los ingredientes excepto la harina y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.
  • Echamos la harina tamizada y mezclamos hasta obtener una masa que no se quede pegada. Si se te queda pegada amasa un poco más y verás como se suelta. 
  • Dividimos la masa en tres partes y la estiramos sobre un papel de horno con un rodillo. Las dejaremos con unos 5mm de grosor. 
  • Metemos la masa estirada en el frigorífico ( a mí las bandejas del IKEA me van geniales porque caben perfectamente) durante unos 40-45 minutos.
  • Cuando falten unos 20 minutos ponemos el horno a calentar a 180ºC, calor arriba y abajo sin ventilador.
  • Con los cortadores* que hayamos elegido, cortamos las galletas, las dejamos en la bandeja y las volvemos a meter en el frigorífico unos 15 minutos.
  • Metemos en el horno y horneamos durante unos 15 minutos, ya sabéis que depende del horno. Cuando estén dormidas por los bordes, podemos sacarlas.
  • Dejamos 5 minutos que se enfríen un poco en la bandeja y luego pasamos a la rejilla hasta que se enfríen.
  • Yo normalmente espero unas 12 horas para decorarlas con glasa. Así que, a esperar para coger la manga y dejar libre tu imaginación.
*Tengo que hacer una mención especial a los cortadores. El de bañador, la pala, la regadera y el cubito me los ha regalado mi tocaya Patricia Marín de Sucre de Maduixa, con la que he estado colaborando hasta hace unos meses que cerró. Desde aquí le mando ánimos y le doy las gracias públicamente por ser como es. ¡Gracias, Patricia! Espero que sea un hasta pronto!! (En su blog podéis ver mis colaboraciones si queréis).




     Estas galletas no tienen una gran decoración de glasa muy difícil, pero sí os contaré cómo hacer la decoración con arena. Esta forma es la que más me gusta porque es la que parece más real.
  • Hacemos glasa de color marrón clarito.
  • Glaseamos la parte de la galletas donde vaya a ir la arena.
  • Con un pincel redondo seco, pincelamos con la punta en la glasa como si fuéramos a hacer puntitos. 
  • Cogemos azúcar demerara o de caña, una que sea más o menos clarita, no oscura como la morena. Echamos por encima de la glasa una buena cantidad hasta que quede bien cubierta toda la glasa. Sacudimos un poco y quitamos con otro pincel seco si han quedado granitos por otras partes. 
  • ¡Me encanta el efecto que tiene! ¡Es tan real!



     Espero que os haya gustado tanto la receta como el mini tutorial.  Nos vemos pronto por aquí con otra maravillosa receta. ¡A disfrutar!











DAIRY FREE COOKIES FOR ICING 

Ingredients:

2 small mandarine oranges fresh juice
100 gr. icing sugar
80 gr. vegetable oil (sunflower)
1 egg yolk (medium size)
1 teaspoon baking powder
350 gr. all-purpose flour

Directions:

  • In a big bowl, place all the ingredients except for the flour. Mix until homogeneous.
  • Add the flour and mix and knead until you get a non-sticky dough.
  • Divide the dough into 3, roll it out between 2 parchment paper sheets until it gets 5mm thickness.
  • Put the rolled dough into the fridge for 40-45 minutes.
  • When it is 20 minutes to end up, heat the oven to 180ºC, heat up and down, no fan.
  • Use the cookie cutters yo prefer and place in a baking tray. Place into the fridge again for 15 minutes.
  • After that time, bake them for 15 minutes or so, until the edges turn out golden brown.
  • Leave 5 minutes in the baking tray and then, place in a cooling rack.
  • I usually wait 12 hours for icing. 


Tutorial for the sand effect:
  • Make some light brown icing.
  • Ice the part you want the sand to be.
  • With a dry, round brush make some points in the icing.
  • Spread some light brown sugar on top of the icing and remove the excess.
  • It is a great effect, isn't it?
  • Enjoy!!

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas