GALLETITAS DE KICONICO Y PASOS A TENER EN CUENTA CUANDO SE DECORA UNA GALLETA

octubre 21, 2013

KICONICO COOKIES and different steps to take into account when you are decorating cookies


     Estas galletitas son unas de las últimas que hice. Como siempre pasa, porque no creo que sea la única, es muy difícil saber y conocer de todo. Poco a poco, en este mundillo, vas conociendo los gustos de la gente, pero siempre me sorprenden porque me piden cosas a las que no estoy acostumbrada. Por ejemplo, estas galletitas de Kiconico. 


     Cuando Andrea, de cinco añitos, y su mamá vinieron a pedirme unas galletitas supuse que serían de Peppa Pig, de Bob Esponja, de las Monster High, de Dora, no sé de cualquier dibujito que pusieran en la tele y que yo, por tener niños pequeños, tengo un poco de conocimiento. Pero no, me sorprendieron pidiéndome unas galletitas de Kiconico. Y me dije, ¿Y eso qué es? Por supuesto, recurrí inmediatamente a San Google y allí lo encontré. Es el ratoncito más simpático que haya visto. Es de Imaginarium y tiene varios colores. Me encantó esa carita que tiene tan sencilla y sus dos orejas que, en principio, no me había dado cuenta de que una era mayor que la otra. 


     En principio pensé que ese ratoncito no me daría muchos problemas pero, debido a mi siempre intento de perfección, que por supuesto, no logro muchas veces, me dio algunos quebraderos de cabeza porque no terminaba de adecuar lo que veía a lo que hacía. Al final, quedó bastante conseguido y me gustó, y a ellas también. Estos son los pasos que seguí para hacer esta galleta, y son los que sigo cuando me enfrento a cualquier trabajo como éste.

     1. Cuando tienes que modelar algo, tienes que estudiar todas las partes de ese algo y comprenderlas, es decir, ver si la cabeza es alargada o redonda, si las orejas son grandes o pequeñas, si tiene los ojos hacia un lado o hacia otro, ... Bueno, un sinfín de detalles que harán que tu obra sea lo más parecida posible a la realidad.



  Como podéis ver en la foto, la primera es de las primeras que hice y que no me convencía. Los ojos, las orejas, la forma de la cara en sí, no había estudiado bien lo que quería hacer. En principio, pueden parecer iguales pero, si te fijas bien, no hay nada igual. Las orejas, la cara, los ojos, el hocico. Todo es diferente y creo que lo cambié para mejor, porque se acerca más a la realidad.
      2. También tienes que estudiar la galleta donde pondrás la imagen. Por ejemplo, en principio, la mamá de Andrea las quería de tamaño pequeño y cuadradas pero, la forma que tenía Kiconico y cómo había pensado en decorarla hacían que me decantase por una galleta redonda, no muy grande pero tampoco pequeña.


     3. Por supuesto, muy importante son también los detalles. A mí me gusta guardar los detalles aunque no sé si todas las veces lo consigo. Por ejemplo, como era un peluche me gustó la idea de ponerle una capa de fondant decorada como una mullida mantita, con cuadritos como enguatada, los filos redondeados y con agujeritos, además de darle una capa de Pearl Dust para que fuese más chic.
     En la foto no se nota mucho pero tiene un pequeño brillito que la hacía más bonita.
     4. Y como no, personalizar la creación. Que eso que hagas sea sólo tuyo y que el que te lo encargue sienta lo mismo. Para ello, puse las letras del nombre de Andrea en la galleta y, como ella es una niña muy dulce, añadí una rosita minúscula al lado.


     5. Y por último, la presentación. Una de las cosas que he aprendido a lo largo de este año que llevo metida en esto es que una buena presentación hace milagros y, algo que no es muy bueno, bien presentado gana mucho con lo cual, algo bueno, bien presentado es un éxito seguro. Por eso, siempre procuro que la presentación sea cuidada y por eso, mis galletitas van en bolsitas, con su lacito y así quedan estupendas.

 
     Estas podrían haber servido también para cualquier bautizo de niña porque quedaron monísimas.

     Creo que todos estos pasos son bastante importantes y si los dominas, tienes mucho ganado.
     Bueno, ahora os dejo con la receta, que es la de siempre y una imagen que he querido hacer siempre: la de mis galletas igualaditas y apiladas unas encima de otras, como veo muchas veces en Pinterest o en blogs 
de grandes profesionales, lo que a mí me gustaría llegar a ser algún día.


Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas