LA CRISIS LLEGA A TODOS

octubre 20, 2012

SENCILLO PERO TODO UNA DELICATESSEN

     Hace algún tiempo que me vengo preguntando cuánto nos ahorraríamos si hiciéramos las cosas como antes. No es que vayamos a empezar a lavar la ropa a mano o a iluminar la casa con candil, que no estaría mal teniendo en cuenta el precio de la energía eléctrica, sino a la hora de hacer la comida, que es lo que aquí tratamos. A lo mejor la diferencia en algunos casos no sería mucha, pero seguro que valdría la pena porque como las recetas caseras, hechas en casa, no hay nada.
     En cuanto a la crisis de la que todos hablamos y que es por la que hemos empezado a mirar más por todo, no sé si en realidad ha llegado a todos los sectores pero, es verdad que mucha gente le achaca más protagonismo del que tiene porque, aunque es cierto que ha afectado a muchas empresas, también hay que reconocer que ella solita no lo ha hecho todo y que las empresas mismas también han tenido su parte de culpa en su propio hundimiento.
    Esto viene a colación de que los miércoles mi panadero ha dejado de abrir por culpa de la crisis. Y digo yo: "Si quieres sobrevivir en estos tiempos que corren, ¿no será mejor abrir todos los días y esforzarse un poco más por levantar el negocio que cerrar?". Pues, no. Según parece, como se ha ido uno de los empleados, lo cual podría parecer un alivio, ahora tienen que cerrar un día porque no les salen las cuentas para contratar a otro. En fin, cada maestrillo tiene su librillo y cada cual conoce a su empresa. Lo cierto es que el miércoles me quedo sin pan y, sin pensármelo mucho, este miércoles me he hecho yo solita mi propio pan. ¡Qué delicia! La verdad es que no tiene ni punto de comparación con el que venden. Es un poco más denso pero dura más tiempo tierno y si luego, a los dos días, lo tuestas, sigue estando igual de bueno. A mi familia les encantó y seguramente el miércoles que viene vuelva a repetir. Merece la pena. Por eso, os invito a que lo hagáis.
     La receta que os voy a dar es de la Thermomix. Sale más o menos un kilo de pan. Siempre lo podéis congelar si es demasiado. Nosotros nos los terminamos en tres días. Somos bastante "paneros".



    BOLLITOS DE PAN CASERO 

Ingredientes:

350ml. agua
2 cdtas. sal
1/2cdta. azúcar
2 sobrecitos de levadura rápida de panadería
550gr. harina de fuerza

Preparación:

  • Vierta en el vaso el agua, la sal y el azúcar y programe 2 minutos, 37º, velocidad 2. Agregue la levadura, mezcle unos 15 segundos a velocidad 5. Incorpore la harina y programe 30 segundos en velocidad 6. A continuación, amase en velocidad Espiga durante 3 minutos.
  • Retire la masa con las manos mojadas en aceite. Dele la forma deseada, en mi caso forme pequeñas bolitas,  y deje que doble su volumen, tapándolo para que no se forme costra y poniéndolo en un lugar calentito y libre de corrientes. (Yo lo tuve una hora y media).
  • Unos 15 minutos antes de la hora y media precaliente el horno a 225º, calor arriba y abajo.
  • Pasada la hora y media, métalo en el horno y procure no abrirlo durante 25 ó 30 minutos. Si ve que se tuesta demasiado, baje la temperatura del horno a 200º.
  • Estos panecillos en 35 minutos estuvieron listos, pero recordad que cada horno es un mundo así que vigilad a partir de este tiempo. 








     Para que tengan esta forma, les hice una cruz en el medio cuando fui a meterlos en el horno.
     Bueno, espero que os gusten y que empecéis a ahorrar como yo porque de muchos poquitos se hace un mucho.


Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas