Charlotte de piña con dulce de leche, merengue y frambuesas

mayo 25, 2015

PINEAPPLE CHARLOTTE WITH DULCE DE LECHE, FRENCH MERINGUE AND RASPBERRIES

     ¡Hola a tod@s! Desde aquí quiero daros las gracias por estar ahí, alimentando mi blog con vuestros comentarios, vuestras visitas y haciendo que Patty's Cake sea más conocido en todo el mundo, desde aquí hasta Filipinas.




     Esta semana pasada la he tenido un poco más tranquila y he estado preparando los retos que tenía pendientes. En lo que llevamos de mayo, no he podido presentarme a algunos porque el trabajo me lo ha impedido. Pero os voy a compensar porque tengo preparadas unas recetas alucinantes, y ésta es una de ellas. Una charlotte de piña con dulce de leche, merengue y frambuesas que va a ser la atracción de cualquier celebración.



 




     Mientras hacía esta charlotte de piña me acordé del bavarois de piña que hacía mi madre muchas Navidades y que sabía tan delicioso. Algunas veces la gelatina no cuajaba bien pero daba igual, nos lo comíamos a cucharadas como unas natillas y tan campantes. Era un postre que esperábamos con cierta impaciencia porque como estaba tan rico y lo hacía sólo una vez al año, pues claro, se nos iban los ojitos detrás de él.




     Para hacer esta charlotte hemos hecho una crema de piña muy suave, la hemos cubierto de merengue y para decorar, piña y frambuesa. Una combinación de sabores espectacular, que me ha dejado sorprendida de su finura y delicadeza. Los bizcochos no son de soletila, sino los otros duritos de siempre, "ladyfinger" creo que se llaman en inglés.


La cinta de "Handmade with love" en E'Cakes

     La "charlotte" o "charlotte russe" fue inventada por el chef francés Marie Antoine Carême en el siglo XVIII en honor al zar ruso Alejandro I. También se dice, que fue en honor de la cuñada del zar la reina Charlotte, esposa de Jorge III de Gran Bretaña. En su origen, la charlotte iba hacía con pan del día anterior cubierto de mantequilla y se rellenaba con una crema bávara (bavaroise). Se servía durante la época de calor porque era un postre frío. Y eso es lo que más nos ha gustado, ¡¡¡que no hemos encendido el horno!!!

     Vamos a ver la receta que no tiene desperdicio y es fácil de hacer aunque larga de contar. Para hacerla, he utilizado un molde desmontable de 18cm. aunque me sobró crema así que mejor lo utilizáis de 20cm.




CHARLOTTE DE PIÑA CON DULCE DE LECHE, MERENGUE Y FRAMBUESA

Ingredientes:

Para la base:
Bizcochitos duros* o ladyfingers
175 ml. zumo de piña
1 cucharita de ron
1 cucharada de azúcar
50 gr. dulce de leche

Para la crema de piña:
250 ml. zumo de piña
1 sobre de gelatina de piña (la mía Royal)
1 cucharada de gelatina neutra en polvo
Medio litro de nata para montar (35%m.g.)
1 piña natural (utilizaremos 400 gr. de piña ya limpia)

Para el merengue:
80 gr. de clara de huevo
80 gr. de azúcar normal
80 gr. de azúcar glass

Para el montaje y decoración:
200 gr. de chocolate blanco
Bizcochitos duros
Non-pareils blancos
Trocitos de piña
Frambuesas


*Yo compré un paquete que a su vez traía cuatro paquetes y creo que fueron en total unos 40 bizcochitos.

Preparación:

De la base:





  • En un plato hondo, echamos el zumo, reservando 2 cucharaditas, el ron y el azúcar. Calentamos un poco en el microondas hasta que esté templadito, y dejamos enfriar hasta que esté a temperatura ambiente, es decir, que si lo tocamos no sintamos ni frío ni calor.
  • Cogemos el molde desmontable de 20cm. y cubrimos la base con papel de horno (para que luego nos sea más fácil desmoldarlo). 
  • Vamos mojando los bizcochitos un poco cada cara en la mezcla de zumo de piña y vamos rellenando el molde con ellos. Que quede toda la base bien rellena. Metemos en el frigorífico unos 5 minutos.
  • Calentamos en el microondas el dulce de leche mezclado con las dos cucharaditas de zumo, hasta que esté líquido. Unos 3 segundos a máxima potencia.
  • Sacamos el molde del frigorífico y barnizamos todos los bizcochos con el dulce de leche. Y volvemos a dejarlo en el frigorífico.




De la crema de piña:
  • Calentamos el zumo de piña  y cuando empiece a hervir le echamos la gelatina de piña y la gelatina neutra. Removemos bien y apartamos del fuego para dejar que se temple.
  • Trituramos la piña hasta que quede una crema muy suave. Si preferís una textura mucho más suave, pasadla por un chino.
  • Montamos la nata (recordad que para que monte bien, las varillas y el vaso deben estar muy, muy frías, y la nata, directamente del frigorífico. Yo las meto en el congelador unos 15 minutos antes de montarla).
  • Mezclamos la mezcla con gelatina con la piña triturada. Removemos bien y vamos echando la nata, cucharada a cucharada, mezclando con suavidad.
  • Vertemos sobre los bizcochos, lo tapamos con film y lo guardamos en el frigorífico unas 8 horas o durante toda la noche.

Del merengue:

Montaje y decoración:
  • Derretimos el chocolate blanco al baño maría y vamos mojando la punta de los bizcochitos hasta la mitad más o menos. Los pasamos por non-pareils blancos y los dejamos enfriar.
  • Desmoldamos la tarta y la colocamos en el stand donde la vayamos a servir. (Yo le dejo el papel de horno).
  • Ponemos el merengue en una manga pastelera con boquilla redonda grande, untamos un poco de merengue en la base de los bizcochitos, y los vamos pegando en los bordes de la tarta, formando todo el contorno.
  • Luego, con la misma manga, rellenamos el interior haciendo montoncitos.
  • Terminamos de decorar con trocitos de piña y las frambuesas (limpias y bien secas).
  • Volvemos a meter en el frigorífico para que coja frío y dejamos hasta que sirvamos.
  • ¡A disfrutarla y si es en buena compañía mucho mejor!
Consejo: a la hora de poner los bizcochitos con el chocolate, intentad dejar un pelín de hueco entre ellos porque si se unen, luego no hay forma de cortarla.





     Bueno, pues esta ha sido mi aportación de este mes al Reto Alfabeto Dulce que en el mes de Mayo tenía como letra la I, incluida en la palabra PIÑA.

     Si pincháis en el logo, veréis todas las delicias de mis compis.




Y como la piña es una fruta tan deliciosa, también participamos con esta receta en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce. Pincha en el logo y  disfruta del reto.


Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas