Crema de brocoli y batata con cúrcuma y jengibre {ponle color y sabor al otoño}

noviembre 21, 2018

BROCCOLI, GINGER, & TURMERIC CREAM SOUP - AUTUMN COLOR AND FLAVOR
(Scroll down for the English recipe)



Una larga carretera 
entre grises peñascales, 
y alguna humilde pradera 
donde pacen negros toros. 
Zarzas, malezas,jarales. 

Está la tierra mojada 
por las gotas del rocío, 
y la alameda dorada, 
hacia la curva del río. 

Tras los montes de violeta 
quebrado el primer albor: 
a la espalda la escopeta, 
entre sus galgos agudos, 
caminando un cazador.

Amanecer de otoño,
forma parte de Campos de Castilla, 1912
Antonio Machado.




La verdad que el otoño es una estación muy especial. 
¿Será porque se celebra mi cumple?
¿Será porque el tiempo es más frío?
Pero es tiempo de quedarse en casa, bien abrigada,
tomándose un té, horneando algún bizcocho y viendo la lluvia 
a través del cristal.




El otoño parece que trae arrullo, calidez, y por supuesto, un buen plato de comida caliente. Nada mejor que una buena sopa o crema, que alimenta, no suelen ser pesadas y llevan verduritas para mantener el peso a raya. 




Hace poco te enseñaba 15 recetas de sopas y cremas deliciosas. Hoy te enseño una sopa que además de estar llena de vitaminas y verduras ricas, está llena de nutrientes y es antiinflamatoria por el uso del brócoli, la cúrcuma, el jengibre y el puerro. Si buscas una sopa que además de calentarte por dentro te aporte beneficios saludables, aquí la tienes.






¿Sabías que el color de las túnicas de los monjes budistas es debido a la cúrcuma que se usaba para teñirlas?



Al comienzo del budismo, la ropa era escasa y había que utilizar ropa reciclada. Para ello, cogían las mortajas blancas de los fallecidos y para evitar infecciones y purificarla, la hervían con cúrcuma, que además de ser un colorante es desinfectante.  Así, la tela de este color se convirtió en un símbolo de pureza y normalmente es la que llevan los monjes jóvenes. (Fuente: Cúrcuma Beneficios).




La cúrcuma es una especia que me gusta mucho y suelo usarla bastante en mi cocina diaria. A todo lo que puedo le echo un poquito, incluso a los bizcochos como estos mini bundt cakes de azafrán y cúrcuma. Son realmente deliciosos. Te animo a que la utilices en tus sopas o caldos. 


Ahora, vamos a ver esta delicia de receta que sé que estás deseando.


CREMA DE BRÓCOLI Y BATATA CON CÚRCUMA Y JENGIBRE

Ingredientes:

1 puerro
1/2 cebolla pequeña
2 batatas pequeñas
1 trozo de jengibre de 1 centímetro
200 gr. de brócoli
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de cúrcuma molida
500-700 gr. de caldo vegetal
Sal y pimienta
Pipas de calabaza, almendra laminada, pipas de girasol, sésamo negro para decorar (opcional)


Preparación:

  • Picamos todas las verduras en trocitos pequeños.
  • En una olla o cazuela, calentamos el aceite.
  • Añadimos el puerro y la cebolla y salteamos hasta que estén blandos y pochados.
  • Echamos las batatas y rehogamos durante unos 5 minutos.
  • Añadimos el brócoli y cocemos durante unos minutos más, removiendo sin parar.
  • Añadimos el caldo y removemos.
  • Echamos la cúrcuma y un poco de sal. Removemos y dejamos cocer unos 25-30 minutos a fuego bajo o hasta que todas las verduras estén blandas.
  • Ponemos todo en una batidora de vaso y batimos hasta obtener una crema suave.
  • Rectificamos de sal y añadimos un poco de pimienta.
  • Servimos caliente con los frutos secos previamente tostaditos.
  • ¡A disfrutar!


¿Cuál es tu sopa preferida?

Te aseguro que ésta te gustará. Además, la textura de las semillas es deliciosa cuando la mezclas con la sopa. Y al final, puedes decorar con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra que le añadirán un sabor más delicioso aún.

Espero que te haya gustado. Y ya sabes que si haces mis recetas, puedes etiquetarme en las diferentes redes sociales para que la vea y pueda enseñárselas a todo el mundo.

¡Hasta pronto!






Do you know that Buddhist tunics are originally dyed with turmeric?




In the early times of Buddhism, clothes were not abundant, and they were usually recycled. Grave clothes which were white, were used by monks.  They dyed with turmeric because it was a perfect antiseptic and the orange color resultant was a symbol of purity.


This cream soup is full of veggies and vitamins. Turmeric and ginger add a plus anti-inflamatory action.

I can assure you'll love it because it is delicious and very easy to do.

Let's have a look.


BROCCOLI, SWEET POTATO, TURMERIC & GINGER CREAM SOUP

Ingredients:

1 leek
1/2 small onion
2 small sweet potatoes
1 fresh ginger piece of 1 cm long
1/2 lb. broccoli florets
3 Tablespoons olive oil
1 teaspoon ground turmeric
2-3 cups vegetable broth
Salt and pepper
Pumpkin seeds, sunflower seeds, sliced almonds, and black sesame for garnishing (optional)

Directions:
  • Chop vegetables in small pieces.
  • Heat oil in a pan or pot.
  • Add leek and onion, stir and saute until tender and soft.
  • Add sweet potatoes and stir. Cook for 5 minutes.
  • Add broccoli, stir and cook for some minutes.
  • Pour broth and stir.
  • Add turmeric and some salt. Stir and let cook for 25-30 minutes low heat or until veggies are very tender.
  • Transfer the soup to a blender and blend until very smooth.
  • Salt and pepper.
  • Serve hot with toasted seeds.
  • Enjoy!
I hope you like it!

See you soon!









Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas