Castella o kasutera, un bizcocho japonés para la merienda

junio 12, 2016

CASTELLA CAKE OR KASUTERA, OYATSU JAPANESE CAKE
(Scroll down for the English recipe)


Este mes empezamos un nuevo reto que nos hace mucha ilusión porque se trata de viajar a otros países a través de la cocina. La gastronomía de los países dice mucho de ellos y investigar y encontrar nuevas recetas es uno de nuestros hobbies.






El reto "Viaje entre sabores" lo propone María de Recetas Abc. Este mes ha sido Noemí de Todocooking, quien ha elegido Japón como país de inicio.

Me gusta la comida japonesa aunque no he probado muchos platos, lo tengo pendiente. Cuando pensé en Japón, pensé en hacer algo dulce porque me apetecía algo diferente al sushi y demás amigos. Al principio quería hacer doratyaki, pero no encontré la pasta de judías azuki, y para hacerlos con Nocilla pues no.





Entonces, lo vi. ¡¡¡Ummm!!! ¡¡Qué maravilla de bizcocho japonés!! ¿Cómo se llama? Kasutera. Kasutera. ¡¡Umm!! Hasta el nombre me gusta. ¿Y qué lleva? Esto, aquello,...patatín, patatán... ¡Y ya está! Pues entonces, éste es el mío.





Así fue como decidí hacer este bizcocho japonés también llamado castella, típico de la región de Nagasaki, aunque se vende en todo el Japón. Hay muchas versiones sobre el origen de este bizcocho. Que si lo llevaron los holandeses, que si los españoles, que si los portugueses... Yo creo, aunque es sólo mi pensamiento, que los holandeses va a ser que no, porque me parece que no tienen ellos mucha tradición repostera. Según parece, fueron los mercaderes portugueses los que en el siglo XVI llevaron este "Pao de Castela" (Pan de Castilla), muy parecido al "pao de ló", otro pastel portugués.
Un pastel con ingredientes naturales y muy sencillo, fácil de transportar y que se conservaba muy bien durante mucho tiempo.

¡Vamos a ver la receta!

CASTELLA O KASUTERA
(Adaptada del blog Just one cookbook)

Ingredientes:

4 huevos M a temperatura ambiente
109 gr. de azúcar
100 gr. de harina*
2 1/2 cucharadas de miel
1 cucharada + 1 cucharadita de agua templada

Para el sirope:
1/2 cucharada de miel
1 cucharadita de agua templada

*Según parece, un truco para que quede perfecto es hacerla con harina de panadería. Cuando la encuentre aquí en Lima (Perú), lo probaré.

Preparación:
  • Precalentamos el horno a 160°C, calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • Tamizamos la harina dos veces.
  • Mezclamos el agua templada con la miel hasta que quede completamente diluida.
  • En un bol grande, ponemos los huevos y los batimos hasta que estén bien mezclados.
  • Añadimos el azúcar y batimos a máxima velocidad durante 5 minutos (en KA vel.10), hasta que la mezcla haya cuadruplicado su volumen.
  • Añadimos la mezcla de miel y mezclamos a baja velocidad (en KA vel.2) durante 30 segundos.
  • Añadimos 1/3 de la harina y mezclamos 15 segundos a baja velocidad (en KA vel.2). Repetimos con otro tercio de la harina. 
  • Añadimos el último tercio de harina y batimos 1 minuto.


  • Forramos un molde rectangular alto con papel de horno y rellenamos con la mezcla. Debemos rellenar sólo un 80% o se nos saldrá cuando lo horneemos.
  • Con un palillo, hacemos un zigzag en la masa para que se vayan las burbujas de aire. También, damos unos cuantos golpecitos contra la mesa de trabajo para que se terminen de ir.
  • Horneamos durante unos 35-40 minutos.
  • Dejamos la puerta abierta del horno antes de sacar el molde durante 5 minutos.
  • Sacamos y barnizamos la superficie con el sirope de miel que hemos hecho diluyendo la miel en el agua templada.
  • Ponemos el bizcocho bocabajo sobre un papel de plástico, le quitamos el papel de horno, y lo envolvemos bien.
  • Lo metemos en el frigorífico durante 12 horas.
  • Antes de tomarlo, dejamos que alcance temperatura ambiente.
  • Para servirlo, cortamos los laterales y partimos trozos de un dedo de grosor. 
  • ¡A disfrutar con un poco de té o café!





¡A que es divino! Tengo muchas ganas de hacerlo otra vez a ver si me sale mejor, pero tengo que encontrar primero la harina. Ya os contaré. De momento, os dejo otro de mis bizcochos favoritos para el desayuno o la merienda, una coca de calabaza o "coca de carabassa" que está de miedo. 
Si quieres visitarnos en nuestra página de Facebook, siempre serás bienvenido. Y si quieres ver todo lo que han hecho mis compis de reto, pincha en el logo. ¡Te encantará!









CASTELLA OR KASUTERA

Ingredients:

4 medium eggs, at room temperature
1/2 cup sugar
1/2 cup + 1 1/4 Tablespoon flour*
2 1/2 Tablespoon honey
1 Tablespoon + 1 teaspoon warm water

For the syrup:
1/2 Tablespoon honey
1 teaspoon warm water

*Better if you use bread flour.

Directions:
  • Preheat the oven to 320°F, heat up and down, no fan.
  • Sift the flour twice.
  • Mix and whisk honey and warm water.
  • In a large bowl, place the eggs and whisk until well combined.
  • Add sugar and beat on high speed for 5 minutes (KA sp.10), until the volume grows 4 times.
  • Add the honey mixture and whisk on low speed for 30 seconds (KA sp.2).
  • Add 1/3 flour and whisk on low speed for 15 seconds (KA sp.2). Repeat once more.
  • Add the last 1/3 flour and whisk on low speed for 1 minute (KA sp.2).
  • Wrap a rectangular high mold with parchment paper and fill in with the batter. 80% full or it will overflow while baking.

  • Using a skewer, draw a zigzag line to remove air bubbles. Also, tap the mold so the air bubbles can be removed.
  • Bake for 35-40 minutes.
  • Let the oven door ajar before taking the mold out.
  • Brush the top of the cake with the honey syrup.
  • Place the cake on a sheet of plastic wrap on the counter top.
  • Peel off the parchment paper.
  • Wrap the cake to keep moisture and store in the fridge overnight.
  • Bring the cake to room temperature before serving and cut the golden sides. Serve in one-finger width pieces.
  • Enjoy!


Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas