Consejos para comprar una panificadora y no dejarla luego en un rincón

noviembre 09, 2016



Hace tiempo que vengo pensando en comprarme una panificadora. Tengo amigas que la tienen y les va genial. Pero, como siempre, antes de pensar en meter en la cocina un cacharro más, que luego no use y solo ocupe más espacio, tenía que sopesar los pros y los contras de tenerla.





He pensado que sería una buena idea compartir con vosotros mis averiguaciones y, si queréis, en los comentarios, me podéis dejar vuestras opiniones al respecto.


Resulta que, el pan cada día está más caro y más "malo", y a la vez, como ya he dicho en alguna que otra ocasión, el panadero que está debajo de mi casa cierra un día a la semana. Ese día, no comemos pan, bueno, mejor dicho, comemos pan del día anterior. Pero, ¿cómo sería si pudiese hacerme todos los días mi propio pan...? Y aquí es donde entra la panificadora.





Este electrodoméstico que se empezó a comercializar en Japón allá por el año 1986, hoy en día se ha vuelto muy popular. Algunas de las ventajas que veo son:

  • Tienes pan recién hecho en casa cada vez que se te antoje,
  • Puedes adaptar el pan a tu gusto o a tus necesidades, sobre todo los celíacos tendrían una gran ventaja porque asegurarían un pan sin gluten .
  • La limpieza es un plus porque todo se hace dentro de la máquina, el amasado, el mezclado, el levado,...
  • Casi todas son programables con lo cual el pan lo tienes cuando tú quieras.
  • Además, se pueden preparar otros dulces y recetas como mermeladas, bizcochos, ... en algunos modelos.

Desventajas:
  • Ocupa un espacio más en la cocina. (Siempre se le puede hacer un huequito).
  • Mis familiares y vecinos vendrían a pedirme pan todos los días. (Jeje).
Creo que queda claro que tiene más ventajas que desventajas, ¿no...?

Os dejo un enlace aquí de la comparativa de las mejores pacificadoras del mercado donde nos explican todo sobre las panificadoras, desde qué son y para qué sirven hasta sus precios. Creo que os puede ayudar a decidiros. 




Hay muchas clases de panificadoras así que hay que saber bien qué es lo que queremos. Si nada más queremos hacer pan, simple y listo, con una más o menos barata que tenga lo básico tendremos suficiente. Si lo que queremos es hacer fabulosos panes, necesitaremos una más específica, con más programas y demás. Yo me inclino por la última. Seguro que le saco partido. ¿Y tú? ¿Te has decidido ya? Yo creo que sí. Estas Navidades creo que caerá. 

¡Hasta pronto!









Este post está patrocinado por kualuzz.com, pero todas las opiniones en él son mías. Como sabéis siempre os doy mi punto de vista, bajo mi experiencia y conocimiento. Espero que os sirva de ayuda.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

visitas

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...