GALLETAS DE SAN VALENTÍN PARA E'CAKES

febrero 08, 2015

GALLETAS DE SAN VALENTÍN PARA E'CAKES


     ¡Buenos días! San Valentín "is coming..." y yo me estreno como colaboradora de E'Cakes con unas galletitas que os van a enamorar. 
     Estas son unas fechas en las que empezamos a pensar en qué detallito, o detallazo hacerle a nuestra pareja, algo que muestre todo lo que sentimos, que sepa que nos importa y, aunque se diga que eso tiene que ser todos los días del año (cierto), recibir un detalle no le desagrada a nadie. A mí, los detalles que más me gustan son los DIY, esos que haces tú, en tu casa o los que hace alguien por ti, pero muy casero y artesanalmente, que se vea que hay cariño puesto en él. Por eso, os traigo estas galletas.




     En este post os enseñaré cómo preparar estas galletitas para que os queden ideales para regalar, puestas en una bolsita o cajita, o incluso enmarcándolas quedan bien; claro, que esto último no lo hagáis si pensáis comérosla. Aunque con lo bonitas que son, da pena hincarles el diente.
     Antes de meternos en faena, os cuento un poco sobre lo que significa San Valentín. Aunque como siempre, la historia en tales tiempos no es clara, se cree que esta antigua festividad (hasta 1969 se celebraba como día festivo en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica) fue declarada hacia el año 498 por el Papa Gelasio I. Según parece, San Valentín fue un mártir romano, del siglo III d.C., médico y sacerdote, que se dedicó a casar a los soldados en secreto ya que el emperador Claudio II había prohibido el matrimonio de sus soldados porque no lo veía compatible con la carrera de armas. Aunque, también parece ser que esta festividad tiene relación con las Lupercales, fiestas paganas que se celebraban también en febrero, y habría surgido para contrarrestarlas.
Fuente: Wikipedia
     Y con esto, nos ponemos manos a la obra. Vámonos al blog de E'Cakes para ver cómo las hacemos. Pinchad aquí.  Como E'Cakes ha cerrado su blog, aquí os dejo todo el tutorial completo.

Para realizar estas galletas, hemos necesitado una receta de galletas para decorar, fondant de colores blanco, rojo, marrón y negro, pegamento comestible y unas cintas comestibles que son una pasada. Me ha encantado trabajar con ellas. Son muy limpias, se adhieren bien al fondant, se recortan bien (si están un poco tiesas se les da un poco de calor con las manos y se tornan más flexibles). Yo las he utilizado en estos tres modelos de galletitas de San Valentin, pero se pueden utilizar en tartas, cupcakes, cualquier cosa que se os ocurra.

GALLETITAS DE SAN VALENTÍN 

Para la receta de las galletas, os dejo el enlace a mi blog donde encontraréis las que normalmente utilizo.
Receta de galletas







     1. Vamos a empezar con la galleta en forma de corazón y con las cintas comestibles. Es una galleta muy sencilla pero que a la vez debemos cuidar los cortes para que nos quede bien.




  • Con la masa de galletas, hornearemos una galleta con forma de corazón, mediano. (Yo utilizo los 101 cortadores de Wilton, pero podéis utilizar cualquier otro que tengáis). Tendremos que dejar enfriar antes de decorar.
  • Cogemos el fondant rojo, estiramos y cortamos con el cortador de corazón con el que hemos hecho la galleta.
  • Pegamos el fondant a la galleta, podemos utilizar, glasa, Crisco, o dulce de leche (como yo).
  • Sobre un papel de horno, untamos una pequeña parte con Crisco, y ponemos las tres tiras de cinta comestible que necesitamos para cubrir la superficie que queremos de la galleta. (así evitamos que se muevan).
  • Ponemos el cortador de galletas sobre las cintas y centramos para que quede bien el mensaje. Con un lápiz no tóxico marcaremos por dentro del cortador, para que quede un poco más pequeño y se nos vea el reborde rojo que hemos puesto.
  • Quitamos las cintas del papel de horno y cortamos con unas tijeras. (Si hace falta, calentar la cinta con las manos un poco antes para evitar que se rompan al cortarlas).
  • Ahora nos toca ajustar lo que hemos recortado a la galleta para que nos quede con ese reborde rojo. Cortaremos lo que necesitemos hasta que quede bien ajustada.
  • Pegamos las cintas a la galleta con un poco de Crisco.
  • Para terminar, hacemos un pequeño corazón de fondant rojo y lo pegamos con Crisco en las cintas.

     2.  La galleta del osito con la cinta en medio es la primera que hice y me encantó. Conseguir con el fondant el aspecto de peluchito fue muy gratificante. Ahora os explico como porque fue muy sencillo.




  • Esta galleta está hecha con el molde más grande con forma de corazón de los 101 cortadores de Wilton. Lleva también, corazones pequeñitos de galletas hechos con unos cortadores pequeños.
  • Forramos la galleta con fondant blanco estirado previamente.
  • Con fondant de color marrón clarito, hacemos una bolita de unos 3 cm. de diámetro, y con ayuda de una superficie plana, le damos forma de media esfera.
  • Conn la esteca dresden, vamos pinchando el fondant y levantándolo para que quede como el pelo de un peluche. Lo hacemos igual por todas partes, excepto donde vayamos a pegarle el hocico.
  • Para hacer el hocico, hacemos una bolita pequeña de fondant marroncito y le damos forma de triángulo. Con la esteca cono, hacemos el agujero de la boca, con el bolillo pequeño, marcamos donde irá el hocico y con un cutter marcamos una línea de la boca al hocico.
  • Con un poco de pegamento comestible, pegamos la boca.
  • Con un poco de fondant negro, hacemos tres bolitas, dos para los ojos  una para el hocico.
  • Con el bolillo pequeño, marcamos donde van los ojos y los pegamos. Pegamos también el hocico.
  • Para las orejas, hacemos unas bolitas de fondant y le damos forma de triángulo pero sin punta, con las puntas redondeadas. Con la estela dresden, le marcaremos los pelitos y luego las pegaremos con un poco de pegamento comestible.

  • Para el cuerpo, repetiremos la misma operación que hemos hecho con la cabeza pero esta vez la bolita tendrá unos 5 centímetros de diámetro.
  • Para hacer los bracitos y las patitas, cogeremos cuatro bolitas de fondant y les daremos forma de gota.
  • A los bracitos, les sacaremos los pelitos con la estela dresden por la parte de arriba.
  • A las patitas, igual, pero por la parte de abajo, marcaremos los dedos.
  • Antes de pegar las patas, ponemos la cinta comestible y pegamos con un poco de Crisco.
  • Luego, pegamos las patas y los brazos como si estuvieran sosteniendo el cartel.
  • A los corazones pequeños, les pegamos un poco de fondant rojo y los pegamos a la galleta con un poco de glasa.

     3.   Esta galleta es muy parecida a la anterior, pero lleva un ramo de rosas que es muy sencillo. Esta forma de hacer las rosas es una de las más sencillas que conozco y quedan muy bien.



  • Para hacer las rosas, estiramos fondant rojo y cortamos unas tiras. 
  • Con el bolillo y en la alfombrilla de flores, afinamos uno de los lados y lo boleamos un poco, pero no mucho. 
  • Luego, enrollamos la tira hasta que tenga el tamaño que queramos para la rosa. Cortamos y con los dedos, damos un poco de forma a lo que serían los pétalos.
  • Sobre un poco de fondant, pegamos las rosas para que queden como un ramo. Luego, hacemos unos churros finitos de color verde (yo utilicé la pistola de fondant) y los pegamos como si fuesen los tallos. 
  • Recortamos la cinta comestible como si fuese una etiqueta, y le hacemos un agujero con ayuda de una estaca con punta. Por ahí, metemos unos hilos blanco y rojo y atamos a los tallos.
  • Y listo, ya tenemos una galleta de lo más bonita.

Espero que os haya gustado.

¡Hasta pronto!






     

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas