SALSA DE CARAMELO

agosto 13, 2013

CARAMEL SAUCE


    ¿Hay algo más dulce y más bueno que una salsa casera de caramelo? ¡¡Me encanta!! Esos divinos helados que tanto estamos haciendo este verano, se pueden acompañar perfectamente con este caramelo, que está ...¡madre mía!.
     Siempre he querido hacer una salsa de caramelo, como la que acompaña a las tortitas del VIPS (¡qué delicia!). La de ellos no lleva la nata pero os digo que ésta está igualmente buena o más. Al principio, me daba miedo hacerla porque aunque no lo veía complicado, había que tener cuidado con el azúcar tan caliente, que llegara a una temperatura específica, cuidado con las burbujas que saltan, ... Bueno, que era todo un experimento. Sin embargo, ayer me lié la manta a la cabeza y la hice. Había, también, una buena razón detrás y es que el pan de plátano al chocolate que hice me gustó poquito, entonces lo cubrí con esta salsa y ahora me sabe estupendamente. (La receta del pan la pondré luego).
     Me busqué en mi querido Pinterest una buena receta, con imágenes y me dispuse a ello. La receta es del blog Seriously Irresistible y es muy rápida y muy sencilla. Os la dejo aquí para que toméis nota y ya me contáis con qué la habéis usado. Se me ocurren miles de ideas...



     La diferencia de esta salsa con el toffee es que este último lleva mantequilla entre sus ingredientes. Sin embargo, esta salsa de caramelo con 4 ingredientes va lista: agua, azúcar, nata y un poco de vainilla. Y por supuesto, para el que la quiera con un toque de sal, pues sal. ¡Qué rica!

SALSA DE CARAMELO

Ingredientes:

1 1/2 cups azúcar
1/3 cup agua
1 1/4 cups nata líquida para montar
1 cdta. extracto de vainilla
1/2-1 cdta. sal (opcional, para versión salada, la cual tengo pendiente de hacer)
     (Siento no haber medido los ingredientes en gramos pero se me olvidó. Pero bueno, seguro que casi todos tenéis de esas tacitas medidoras y si no, es vuestra excusa perfecta para comprarlas, ¡je,je!).

Preparación:
  • Poner el azúcar y el agua en un cazo grande con el fondo grueso. Poner al fuego y calentar, a fuego lento, durante unos 5-10 minutos hasta que el azúcar se haya disuelto, sin dejar de remover. (Podéis probar con el dedo que no haya ningún granito, pero cuidado, QUEMA).
  • Si algún grano de azúcar se queda en las paredes, bajarlo suavemente con un pincel húmedo porque, posteriormente podría cristalizar y arder.
  • Una vez que el azúcar está disuelto, poner el fuego más fuerte (a media temperatura) y dejar de remover. Hay que llevar el azúcar a 175ºC. Esto nos llevará entre 5-8 minutos, pero tenemos que estar pendientes porque estamos trabajando con azúcar muy caliente y hay que TENER CUIDADO. (Si tenéis un termómetro de cocina, perfecto, si no, simplemente observar que el azúcar cambia de color y se empieza a poner dorado y luego más oscuro).
  • Coger el cazo por el mango y mover ligeramente para remover la mezcla.
  • Cuando el azúcar tenga ese color dorado oscuro, (o haya alcanzado los 175ºC) apagar el fuego y verter inmediatamente la nata y la vainilla. (Si usas sal, es el momento de echarla también). La crema salpicará y hará muchas burbujas, RETIRARSE y TENER CUIDADO. Cuando termine de burbujear, se solidificará la mezcla.
  • Volver a poner el caramelo a fuego bajo durante 2 minutos más, removiendo constantemente hasta que los grumos se hayan disuelto y la salsa quede suave. (Si le has echado sal, puedes probar el punto que tiene ahora, pero con cuidado porque está MUY CALIENTE. Hay que SOPLAR. Echarle más sal si hace falta).
  • Dejar que se enfríe a temperatura ambiente y luego, podemos cubrirlo y guardarlo en el frigorífico durante dos semanas y volver a calentarlo cuando lo vayamos a utilizar.

     Al mío no le ha dado tiempo, y en un día ha desaparecido. Al principio puede parecer muy líquido, pero si lo enfriamos queda más espeso. Os dejo el enlace con la receta que yo encontré, por si queréis ver fotos del proceso. Pinchad aquí.
     Como habréis visto, he puesto en MAYÚSCULAS palabras de advertencia y vuelvo a decirlo:  No hay que confiarse y siempre estad atentos. Hay que tener seguridad también en la cocina.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas