Crême brulée al estilo de Heston Blumenthal

noviembre 05, 2015

CRÊME BRULÉE AL ESTILO DE HESTON BLUMENTHAL

     Cuando las chicas de Cooking the Chef eligieron para el mes de noviembre al chef Heston Blumenthal casi me desmayo. ¡Pero si ese señor hace cosas rarísimas, ¿cómo voy a ser capaz de hacerlas yo?! Menos mal, que también hace cosas sencillitas porque si no, no sé qué hubiera hecho. 




     Tenía pensado hacer una crême brulée desde hace tiempo, vamos, desde hace unos meses que la probé en una cafetería y me gustó. Así que cuando vi una receta de Heston Blumenthal que era de crême brulée me tiré de cabeza a por ella. Saltando de alegría me hubierais visto. Perdón, para los que no conozcan al sr. Blumenthal, es el chef y propietario del restaurante The Fat Duck, tres estrellas Michelin y el mejor restaurante del Reino Unido y uno de los mejores del mundo. Él es uno de los cocineros que encabezan siempre las listas de mejores chef del mundo, por supuesto junto a nuestro Ferrán Adriá.






 

  Su cocina podemos decir que es una mezcla entre química y alquimia. Una auténtica gozada sensorial que, para mí es muy difícil de reproducir aunque estoy segura de que much@s de mis compañer@s lo harán a las mil maravillas.





     Y ahora sí, vamos con la receta que para mí ha sido una maravilla. Me he encontrado con dos recetas en una. Un básico que no puede faltar en ninguna cocina como es el sirope de caramelo, el famoso "golden syrup" y que es fantástico.

CRÊME BRULÉE

Ingredientes:

400 gr. de nata o crema de leche
100 gr. de leche
50 gr. de golden syrup o sirope de caramelo (receta aquí)
6 yemas de huevo M
50 gr. de azúcar caster

Preparación:

  • Precalentamos el horno a 150°C, calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • En un cazo, calentamos la nata, la leche y el sirope hasta que hierva. 
  • En un bol pequeño, blanqueamos las yemas con 10 gr. del azúcar caster.
  • Ponemos las yemas blanqueadas en un bol mediano y le añadimos una cucharada de la mezcla líquida que estaba hirviendo para atemperar y removemos.
  • Añadimos el resto de la mezcla líquida a las yemas y mezclamos con una espátula.
  • Colamos la mezcla y la repartimos entre los recipientes donde la vayamos a hacer. 
  • Con la misma espátula, quitamos la espuma que queda en la superficie.
  • En una fuente para horno (si es de pyrex mejor), ponemos los moldes con la crema y rellenamos de agua hasta que cubran la mitad del molde. Cubrimos con papel de aluminio toda la fuente, que quede bien sellada, y lo metemos en el horno.
  • Horneamos durante unos 30-40 minutos (aunque la mía tardó un poco más, unos 50 minutos).
  • Sacamos y dejamos enfriar 15 minutos.
  • Metemos en el frigorífico durante unas 6 horas o hasta el día siguiente.
  • Antes de servir, echar el azúcar restante por encima y quemar con un soplete. 
  • ¡A disfrutar!
     Tengo que decir, que mi soplete se quedó sin gas en muy mal momento y tuve que terminarla en un horno de esos pequeñitos. Creo que hubiese quedado más bonito con el soplete, pero no pudo ser, aunque a bueno, no creo que le gane nadie. 


     Si queréis ver todas las propuestas de este chef, sólo tenéis que pinchar en el logo de abajo. 



     Espero que os haya gustado y que si es así, os deis una vueltecita por nuestra página de Facebook. Siempre seréis bienvenidos. 




Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas